Jean Anthelme Brillat-Savarin -el autor del primer tratado de gastronomía de la historia- escribió que ‘el descubrimiento de un nuevo plato es de más provecho para la Humanidad que el descubrimiento de una estrella’. Viajar es descubrir y ahondar en la tradición culinaria de los destinos. Esta vez os daré algunas pistas para una luna de miel gastronómica.

Siempre que planeo un viaje, algo que nunca puede faltar en mi listado de visitas son lugares donde disfrutar de la gastronomía local tales como mercados, restaurantes o propuestas gastronómicas diferentes. Me encanta sorprenderme con los sabores, descubrir nuevas texturas y preparaciones y admirar la variedad de estilos y propuestas de los cocineros de los lugares que visito.

Estoy seguro de que si algún día planeo mi luna de miel, la tradición culinaria del lugar será un reclamo importante para elegir mi destino. Es por eso que pienso que en un viaje así  no deben faltar lugares donde disfrutar de la gastronomía y espacios románticos en los que descubrir las diferentes propuestas que conformarán la colección de recuerdos para el paladar durante unos días de viaje tan especiales e inolvidables como suelen ser las semanas de viaje de novios.

Creo que una luna de miel gastronómica podría ser todo un planazo si se combina bien con opciones de alojamiento en hoteles con encanto y con la visita a lugares exclusivos. Prediciendo el futuro, estoy seguro de que a mi futura pareja la idea le iba a encantar celebrar nuestra unión con un viaje de este tipo. Sobre todo porque si no le gusta disfrutar de la gastronomía… ¡creo que no haríamos buena pareja!

España

Una de las opciones de viaje para una de miel singular es hacer una ruta culinaria por nuestro país. En España podemos presumir de tener una de las culturas gastronómicas más célebres del mundo. Somos el máximo exponente de la dieta mediterránea y todo un destino estrella para los turistas más foodies. Nuestro país cuenta con casi 200 restaurantes con Estrella Michelin, todos ellos con propuestas muy diferentes y que conforman un catálogo de la excelencia en la cocina de la Península Ibérica.

Se me ocurren lugares en la costa mediterránea donde disfrutar de suculentos arroces con vistas al mar; encantadores restaurantes en los lugares  más exclusivos de la Costa Brava; suculentos platos regados con el maravilloso aceite de oliva de Andalucía; exóticas recetas propias de la gastronomía insular en las Baleares o Canarias, la coca de patata, la ensalmada, las papas con mojo, el gofio…y muchas recetas más que dotan de personalidad propia a la cocina de las islas. No hay que olvidar la cocina contundente y de producto característica del Norte de España.

Desde  Galicia al País Vasco el recorrido gastronómico nos llevaría a  degustar los mejores pescados, carnes, mariscos y platos de cuchara. Los asados y los afamados vinos de Castilla, de la Mancha y de la Rioja, los jamones de Extremadura, la huerta murciana…Más que una luna de miel creo que podríamos perdernos un año entero en las tierras de España comiendo un plato diferente cada día casi sin darnos cuenta.

 Francia 

 Francia es la opción perfecta para los novios más gourmands.Si lo que queremos para nuestra luna de miel gastronómica es un destino extranjero pero no demasiado lejano. París  es uno de los destinos preferidos por muchas parejas para celebrar con una escapada el inicio de su vida en común. Conozco a varias personas que han aprovechado la excusa de viajar a Paris para pedirles matrimonio a su pareja.

 La Ciudad de la Luz -unos dicen que se llama así por ser la primera urbe que contó con alumbrado público y otros por ser el epicentro de la época de la Ilustración-es siempre una buena idea. Sé que para muchos puede resultar un tanto cursi pero creo que organizándolo bien y poniendo atención a los detalles o buscando lugares más recónditos puede ser todo un planazo.

 Es de sobra conocido que Francia es un referente en la cultura gastronómica mundial. En el país galos e ubican algunos de los mejores restaurantes de Europa. París concentra la mayor parte de las Estrellas Michelin del país. Hoteles espectaculares donde disfrutar de la vida, del ambiente sofisticado de la ciudad y del recién estrenado amor son el escenario perfecto para coleccionar momentos únicos que recordaréis para siempre.

 Pero, evidentemente, Francia tiene otros lugares fantásticos  para disfrutar de unos días de descanso y de su gastronomía, regiones como Provenza, Bretaña o Borgoña son auténticos países en sí mismos, por la diversidad y la personalidad de su oferta turística y cultural. Son destinos perfectos con hoteles con encanto y paisajes preciosos para disfrutar del amor y de los estupendos vinos que en ellos se producen.

Italia 

 

Italia es otro destino muy recurrente a la hora de planear un viaje a un lugar cercano que sin embargo no está exento de  propuestas diferentes, de una basta oferta cultural y de impresionantes y diversos paisajes. Ni que decir tiene que su gastronomía es famosa a nivel planetario. En casi cualquier ciudad del globo se pueden consumir platos de pasta o deliciosas pizzas, eso sí, en ningún lugar del mundo tiene el sabor y el amor con el que se cocina en Italia. Destino perfecto para una luna de miel gastronómica

Ciudades tan románticas como Florencia, Roma o Venecia están en la mente de muchas parejas a la hora de plantear su luna de miel. Recorrer los canales de Venecia en góndola o pasear por las calles de Roma a orillas del Tiber; ir de compras por Milán, conducir en un descapotable por las suaves colinas de la Toscana, descubrir el pasado multicultural de Trieste o las impresionantes playas de la Costa Amalfitana son algunas de las propuestas más habituales a la hora de organizar una escapada romántica a estas ciudades.

Recientemente estuve de viaje en el norte de Italia, en la región de Emilia Romagna, concretamente en Bolonia y Modena, que son lugares que recomiendo efusivamente a los amantes de la gastronomía porque son todo un placer para los sentidos. Si buscas otros planes quizás Cerdeña sea una estupenda opción con hoteles con vistas al mar y en medio de la naturaleza, en una isla donde por momentos parece que se ha detenido el tiempo.

México 

Si ya nos subimos a un avión para cruzar el charco, sin duda uno de mis destinos favoritos es México. Este país me tiene enamorado. Recientemente estuve en Campeche. Estoy deseando volver a alguna de sus haciendas, como la Hacienda Uayamon, una antigua fabrica de henequén convertida en un hotel de lujo en plena naturaleza.

México tiene una gastronomía reconocida como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, algo único, debido a lo antiguo de sus raíces, ingredientes y recetas heredadas de sus antepasados que fueron sobreviviendo al mestizaje cultural. Es por esto que son tesoros dignos de ser preservados. Durante mi viaje a México disfruté como un enano cada momento del día, sobre todo a la hora de desayunar, comer o cenar. En Campeche puedes disfrutar de platos típicos como pan de cazón, ceviche, cochinilla pibil, manitas de cangrejo, camarones al coco, frijol con puerco, entre otros muchos platos típicos de la comida popular. 

Destino perfecto para vivir una luna de miel gastronómica, ya sea en sus exclusivos hoteles y resorts a lo largo de su costa o descubriendo la cultura singular de los diferentes estados que lo conforman. Ciudad de México o Guanajuato son algunos de los ejemplos de ciudades que merece la pena visitar, sobre todo si eres un superfoodie.

SEGURO MÉDICO INTERNACIONAL

Una de mis recomendaciones básicas cuando planeo un viaje fuera de España es hacerme un seguro de viajes ya que por una parte tienes cubiertos los gastos médicos en caso de imprevistos y por otra evitas problemas durante el viaje con equipajes, retrasos, robos y demás historias que pueden surgirnos mientras estamos de viaje. Ya sea para un viaje de placer, de trabajo, con amigos o como en este caso para una luna de miel gastronómica, es siempre imprescindible viajar con un seguro de viaje internacional.

Merece la pena solo por evitarte los líos en caso de enfermedad, accidente, hospitalización y toda la pasta que te puedes ahorrar en caso de necesitarlo pues pagar servicios médicos particulares fuera de España puede ser realmente muy caro. Si buscas un seguro médico de viaje que se adapte a tus necesidades, dale un vistazo a la web de Mondo, especialistas en este tipo de seguros.

Al contratarlo desde el enlace del blog teneis un 5% de descuento. Si os surge cualquier duda ,preguntadme y si puedo os ayudaré encantado.

Perú

Si queréis quedaros en el continente americano, sin duda Brasil, Perú o Argentina son otros destinos conocidos internacionalmente además de por su oferta paisajística, cultural y turística, por su peculiar gastronomía.

Perú con más de 500 platos típicos es una explosión de sabores. La cocina peruana es en este momento una de las más extendidas a lo largo del planeta. Creo que  haciendo un recuento en mis últimos viajes, los restaurantes de comida peruana en Europa y en el continente americano están en el top de recientes aperturas en muchas de las grandes ciudades. 

Si os gustan los pescados crudos, el ceviche es una de las señas de identidad de este país. La cocina peruana tiene influencias africanas, japonesas o españolas. Sin duda esta mezcla de ingredientes y sabores ha convertido a la gastronomía peruana en un referente mundial. 

En Perú se puede disfrutar de lugares tan increíbles como Lima, una gran ciudad llena de contrastes donde encontrarás desde rascacielos a mansiones de la época colonial convertidas en alojamientos. Una parada casi obligatoria para todos los románticos locales es el Parque del Amor en el barrio de Miraflores. ¡No os lo perdáis!

Algo más exclusivo y si os apetece vivir una experiencia en medio de la naturaleza podéis pensar en reservar un viaje de unos cuantos días en crucero por el Amazonas con algunas de las compañías que realizan cruceros fluviales de lujo, donde estoy seguro de que la experiencia será inolvidable, tanto en la parte de gastronomía como en los paisajes y vivencias. Es uno de los viajes que tengo anotados en mi agenda viajera

Japón

Si cambiamos la dirección de nuestro destino hacia Asia también nos encontraremos con enclaves espectaculares. India, China, Vietnam o Japón, entre otros, son opciones fascinantes. 

Un destino al que yo me apuntaría de cabeza sería Japón, un paraíso para los sentidos, una cultura muy diferente a la nuestra donde todo me parece sorprendente y enigmático. 

Buscando la parte más gastronómica del viaje, para que os hagáis una idea solo en Tokio hay más de 300 restaurantes con Estrella Michelin, aptos para todos los bolsillos, y miles de restaurantes donde disfrutar de la gastronomía nipona. Siempre me ha llamado mucho a atención el cuidado que le ponen a la armonía en los platos, la presentación, la materia prima y el equilibrio en los ingredientes en su gastronomía. Pero incluso cuando se animan a imitar gastronomías de otros países, suelen dar en el clavo. 

Evidentemente Japón no es solo sushi ni arroz sino que tiene cientos de propuestas diferentes, ya sean tempuras, algas, pescados, sus deliciosas carnes (como la de Kobe), los okonomiyakis de todas las variedades, los takoyakis, a base de pulpo, o el ramen, que me encanta.

Ciudades espectaculares como Tokio, Osaka, Hiroshima o Kioto ofrecen hoteles y alojamientos con todos los lujos que os podéis imaginar para disfrutar de una luna de miel increíble. Para que os hagáis a la idea, solo en Hiroshima hay un centro comercial exclusivo de okonomiyakis. Con 27 restaurantes solo en ese centro comercial, ¡apenas llegaría una luna de miel entera para probar un okonomiyaki en cada restaurante de ese centro comercial!

 

 

 

En fin, que si os dejáis liar un poco, vuestra luna de miel  puede durar meses y hasta podréis volver a casa con unos kilos de más pero, eso sí, muy felices y con el estómago encantado de la vida de haber descubierto nuevos paraísos gastronómicos y haber disfrutado de una luna de miel gastronómica en toda regla.

Y si no me creéis, leed un poco sobre el ‘mood food’ o la cocina de la felicidad. ¡Feliz Luna de Miel, viajeros!

Nota. Este articulo lo escribí para la edición impresa de la revista La boda de Nerea, publicación especializada en bodas y eventos publicada en mayo 2019. Algunas de las fotos de este articulo no son mias. 

“En el blog y en este artículo puedes encontrar enlaces de afiliación. ¿Qué significa eso? Significa que si realizas la compra de un producto siguiendo ese enlace yo recibiré una pequeña comisión. Pero tranquilo, que el uso de ese enlace no significa que a ti te cobren más. El precio es el mismo, simplemente la compañía sabrá que has hecho la reserva a través de mi blog y me dará una pequeña comisión, gracias a eso me estarás ayudando a seguir  con mis viajes y poder contártelo. Gracias por todo.”