Seguro que a muchos de vosotros cuando escucháis la palabra choco os pasa como a mí, que imagino un plato con unos cuantos chocos con arroz en su tinta y se me hace la boca agua. Sin duda, uno de los lugares que debes conocer y tener en cuenta para disfrutar de los chocos y el mundo de los rodea es Redondela en Pontevedra.

¿Dónde está Redondela?

Redondela está en el sur de Galicia, en Pontevedra, bañada por la ría de Vigo y en un lugar privilegiado. De pequeño siempre soñaba con tener una casa en su parroquia de Cesantes con vistas a la ría. Todavía sigo con esa ilusión pues me parece un lugar mágico y con un estupendo clima durante todo el año y bien comunicado, muy cerca de Vigo y Pontevedra entre otras ciudades.

En Redondela tenéis de todo un poco: patrimonio histórico, natural, marítimo, estupendas playas o gastronomía entre otros atractivos. Como sucede en muchos otros lugares de Galicia, este municipio se distribuye en varias parroquias como las de Cabeiro, Cesantes, Chapela, O Viso o Ventosela entre otras.

Redondela  y su industria ligada al mar y al textil

Redondela no sería lo mismo sin su industria conservera y el puerto. Ya en el siglo XV, toneladas de sardinas eran exportadas desde su puerto para diferentes destinos. La llegada de la industria conservera a este municipio vino de la mano de varias familias catalanas que crearon aquí industrias de salazón en el siglo XVIII, posteriormente daría origen en el siglo XX a diferentes industrias conserveras que fueron creadas tanto en Redondela como en otros puntos de Galicia. Esta industria conservera enlataba  sardinas, almejas o berberechos que se mariscaban en la playa de Cesantes.

Otro pilar importante de este municipio fue la industria textil con la fábrica de Regojo, que dio trabajo a una parte importante de la población. Me contaron que en esta fábrica se confeccionaba una camisa, la “ Camisa Dalí”, diseñada en colaboración con Dalí y de la que se confeccionaron más de diez millones de unidades, casi nada.  

Museo Meirande o Fábrica del Alemán

Justo debajo del puente de Rande y con unas vistas espectaculares podéis visitar Meirande, el Centro de Interpretación de Rande, un espacio dedicado a la Batalla de Rande que más tarde os contaré. Meirande ocupa una antigua conservera llamada “Fábrica del Alemán” porque su propietario era un ciudadano alemán que fabricaba unas conservas bajo la marca Conservas Boyé y estuvo en funcionamiento hasta el año 1955.

Gracias a la asociación cultural de los vecinos de Rande  y a su  insistencia para no perder parte de su patrimonio, en 2013 pudo  ponerse en marcha este  centro de interpretación. En el interior podréis ver diversas salas como la que habla de la búsqueda del tesoro de Rande u otras donde cuenta la historia del patrimonio industrial de la ensenada y los  usos industriales del entorno, un importante atractivo turístico para el municipio. 

Batalla de Rande

Os haré un pequeño resumen sobre la Batalla de Rande. En 1702 tuvo lugar aquí una batalla naval entre una flota hispano-gala y la anglo-neerlandesa en la que esta última resultó vencedora. La batalla tuvo lugar en el estrecho de Rande, justo donde hoy se ubica el puente.  Enfrentó a las escuadras de las coaliciones anglo-holandesa e hispano-francesa, en el contexto de la Guerra de Sucesión Española.

Los galeones españoles venían de América cargados con el mayor envío que se conocía de tesoros procedentes de aquel continente. Los galeones españoles   estaban protegidos por los navíos franceses. Entraron en Vigo el día 22 de septiembre de 1702, se refugiaron en el fondo de la ría, en la ensenada de San Simón. Su camino era el puerto de Sevilla que monopolizaba el comercio con el Nuevo Mundo.

Por desgracia los españoles perdieron la batalla y los contrincantes aprovecharon para saquear Redondela y la Isla de San Simón pero con la vecina ciudad de Vigo no pudieron ya que estaba protegida por su muralla.

En su retirada los anglo-holandeses se llevaron varios barcos , entre ellos un galeón español que supuestamente estaba cargado con los tesoros recogidos. A su salida de la ría de Vigo, este galeón encalló al paso por las islas Cíes y se hundió no habiéndose localizado todavía.

Sobre el tesoro de Rande todo es un misterio, unos dicen que ya había sido descargado y otros que el tesoro todavía estaba en el interior de los galeones, todo un misterio que todavía está sin resolver, así que si os apetece descubrir un tesoro ya os he dado algunas pistas.

Redondela presume de tener el “mejor banco del mundo”

Seguro que has visto muchas fotos de este lugar situado en el monte de Cedeira, concretamente en el lugar de “Campo da Rata” desde donde podréis ver unas espectaculares vistas de la Ría de Vigo, Islas Cíes, la ensenada de San Simón y el Puente de Rande.

Para llegar al “mejor banco del mundo” situado en el lugar de Cedeira en Redondela,  podréis subir en coche hasta más o menos cerca. Recordad que está en lo alto de un monte y será necesario que caminéis un poco, pero las vistas merecen mucho la pena.

Cargadero de Minerales de Rande

Seguro que os llamará la atención una estructura metálica que está justo al lado del centro de interpretación de Meirande y casi debajo del Puente de Rande. Esta estructura pertenecía al  antiguo cargadero de minerales construido sobre 1960, que servía para embarcar minerales de hierro procedentes de las minas del Bierzo con destino a Alemania. Se dice que fue un punto de suministro de los alemanes en la Segunda Guerra Mundial para producir armamento para su ejército. Me recordó por un momento al que visité recientemente en Viveiro, otro lugar que os recomiendo visitar.

Este cargadero tenía además una serie de túneles por los que circulaban los vagones y donde se vertía el mineral para luego ser embarcado con destino Alemania. 

Hoy en día está abandonado y hay varios proyectos e ideas para nuevos usos que espero que pronto se resuelvan. 

Los chocos y Redondela

A los habitantes de Redondela se los conoce cariñosamente  como  Choqueiros.  Los chocos habitan en las aguas de la ensenada de San Simón y son toda una seña de identidad de este municipio gallego, y de hecho dan lugar a su popular Festa do Choco, considerada Fiesta de Interés Turístico. 

La ensenada de San Simón es un hábitat fantástico donde se reproducen, crían y crecen los chocos. La temporada durante la cual se pesca el choco va desde febrero hasta junio.

Durante esta temporada unas 26 embarcaciones adheridas a la Cofradía de Cesantes se dedican a capturar los chocos de forma artesanal, ayudados con unas nasas. En la foto podéis ver alguna para que os hagáis una idea. Esta forma de pesca es totalmente artesanal y tradicional. Cada embarcación puede llevar hasta 100 nasas y estas se tiran al agua en grupos de diez, permanecen en el agua durante toda la temporada ya que en su interior los pescadores introducen unas ramas para ayudar a que los chocos pongan sus huevos y continúen criando. En la foto podéis ver como son las huevas de los chocos, unas bolitas negras que crecen como en racimos.

Los chocos se capturan como os decía antes de forma artesanal y manual, para la cual emplean trasmallos y nasas. Para distinguir la calidad de este producto ligada a su origen, se ha creado la marca «Choco de Redondela” que certifica la calidad del producto y su origen. Además es la única marca de choco registrada en España.

Los mariscadores crearon un bosque marino. Un espacio en medio de la ensenada muy próximo a la isla de San Simón en el que depositaron varios pinos en el fondo marino para propiciar la puesta de huevas y la cría del choco en ese espacio, una iniciativa exitosa por parte de la Cofradía de Pescadores de San Juan de Cesantes. De esta forma no solo favorecerá el desove del cefalópodo, sino que también atraerá a otras especies. Las ramas de los arboles sumergidos actúan como refugio frente a sus depredadores. 

Turismo marinero con Amarturmar

Esta asociación creada recientemente tiene por objetivo dar a conocer, promover y divulgar el trabajo que realizan cada día hombres y mujeres de Cesantes vinculados al mar. Su lema es “ Donde el mar es más que una experiencia”, con ellos pude subirme a una de sus embarcaciones y conocer de cerca todo el mundo que rodea a los chocos y al marisqueo en esta zona. 

Desarrollan también rutas de turismo marinero, la más solicitada es la “Ruta do Choco” o también la ruta de marisqueo a pie.  Son muy interesantes estas actividades. Los propios marineros son los guías y gracias a ellos puedes conocer de primera mano todo el trabajo que realizan. Es una estupenda iniciativa para conocer su territorio y desarrollar un turismo sostenible y respetuoso con el medio ambiente. Es también una experiencia única para conocer de cerca lo duro que es el trabajo en el mar y ayudar así a poner en valor el trabajo de tanta gente que se dedica profesionalmente al marisqueo y a la pesca 

Si queréis hacer esta ruta debéis contactar con Amarturmar y ellos os informan de todo, la duración aproximada es de dos horas, con un precio de 15 euros por persona y la salida se hace desde el puerto de Cesantes, su mail  amarturmar@gmail.com o el teléfono 621020775.

Ruta do Choco

Además de hacer la ruta en barco también se puede hacer una ruta a pie por el casco urbano de Redondela, en un recorrido circular con diferentes paradas, entre ellas, la Casa da Torre, el hórreo de la Esfarrapada , sus casas con soportales, el estuario del río Alvedosa o el mercado. Un recorrido en el que el choco es el protagonista principal.

Si os apetece también os podréis subir a un pequeño tren llamado Chocochu con un recorrido de aproximadamente una hora que parte del casco histórico y va hasta la playa de Cesantes. Durante el recorrido se hacen paradas en la lonja, en el puerto de Cesantes o en la playa y permite hacerse una idea tanto del casco histórico como del entorno de Redondela.

Festa do Choco 

La Festa do Choco de Redondela está declarada Fiesta de Interés Turístico y en 2019 celebró su XXXIII edición. Esta fiesta gastronómica concentra a miles de visitantes venidos de muchos lugares para degustar durante todo el fin de semana las diferentes propuestas de los restaurantes instalados en la carpa en el centro de la villa y los restaurantes locales. Este año por ejemplo como novedades había un pan Bao de choco que estaba muy bueno y una empanada de maíz con chocos que era para quitarse el sombrero.

Durante los días que dura esta fiesta se desarrollan diferentes actividades desde concentraciones de vespas a showcookings y este año hubo uno de la mano de  Ketty Losada, finalista de Masterchef.  Conciertos o rutas en barco por la ensenada para conocer la Isla de San Simón completan las actividades de esta fiesta tan popular. 

 

Otro día os contaré más cosas sobre Redondela, como su carnaval de Verano, el Festival Internacional de Títeres o el camino portugués a Santiago que pasa por aquí. También os hablaré de otras de sus fiestas gastronómicas pues además de la Festa do Choco celebran la Fiesta del Mejillón en Chapela o la del Longueirón en Cesantes. 

También podéis hacer una ruta por el núcleo urbano que inicialmente estaba formado por dos villas, Vilanova y Vilavella y visitar su barrio marinero y su puerto de mareas donde se descargaban las capturas de sardinas.

Os dejo algunas fotos de la Illa de San Simón. De este lugar os hablaré otro día con más calma. Recomendable la visita a esta isla para conocer toda su historia, estoy seguro que os quedareís impactados.

Como siempre, me encantará recibir vuestras sugerencias y recomendaciones sobre este lugar y otros planes interesantes en la zona. Podéis dejarlo en comentarios para que otros viajeros puedan conocerlos y disfrutar de este lugar.