Braga en un par de días. Visitas, paseos, cafés, hoteles, restaurantes y mucho más

La primera vez que visité Braga hace ya unos cuantos años me quedaron grabadas en la cabeza sus escaleras de Bom Jesús y las vistas de la ciudad desde allí arriba. Esta vez os contaré algunas cosas de esta ciudad situada en el norte de Portugal y destino perfecto para pasar un par de días.

Braga es la tercera ciudad en número de habitantes de Portugal después de Lisboa y Porto. Fundada hace más de dos mil años por Augusto era conocida como Bracara Augusta. Fue uno de los centros más importantes del Imperio durante la ocupación romana de la Peninsula Ibérica. 

Si sois de los que os gusta caminar y las grandes rutas, podéis ir caminando desde aquí a Santiago de Compostela por la Vía Romana XIX, que unía Brácara Augusta (Braga), y Lucus Augusti (Lugo) que además forma parte del  Camino Portugués.

Cómo llegar a Braga 

Si viajáis en coche, Braga está a una hora de Oporto y a unas cinco de Madrid. Sí pretendéis llegar a Braga en avión, el aeropuerto más cercano es el de Oporto. Desde allí tenéis tren y bus. Mi recomendación es que vengáis en coche para poder moveros por toda la región. Muy cerca tenéis otras ciudades que visité recientemente como Amarante, Vizela, Lousada o Vila Real aunque creo que si tenéis solo un par de días os harán falta para disfrutar de la ciudad.

Qué ver en braga

Braga es uno de los destinos de turismo religioso más visitados de Portugal y de la Península debido al Santuario de Bom Jesús y a su precioso casco histórico lleno de iglesias y monumentos.  Presume de ser uno de los principales destinos culturales del país ayudado por ser ciudad universitaria y tener una población bastante joven.

Caminando tenéis todo muy cerca, solamente os hará falta coche o autobús para subir a Bom Jesús. Mi recomendación es que dejéis el coche aparcado en el hotel o un lugar céntrico y disfrutéis paseando. Para situaros es muy fácil, el centro está en la Praça da República dónde está la oficina de turismo y una gran fuente y desde aquí todo está cerca. 

Bom Jesús do Monte

Bom Jesús do Monte es uno de los lugares más visitados de Portugal y sin duda merece la pena la visita a este lugar. Es el segundo lugar de peregrinación más importante del país después del santuario de Fátima. Bon Jesús es Patrimonio Mundial de la UNESCO. Junto al santuario hay un amplio parque ajardinado que cuenta además con un pequeño lago en la parte superior. Frente al Santuario puedes subir en un pequeño funicular movido por agua que te llevará hasta las escaleras. En esta zona hay tres hoteles, el hotel do Templo, el hotel do Parque y hotel do Elevador. Es una interesante opción si buscas un lugar tranquilo y quieres visitar esta parte con calma. 

Escaleras barrocas de Bom Jesús

Las escaleras barrocas de Bom Jesús son muy llamativas. Están dedicadas a los cinco sentidos y cada uno de ellos está representado en una fuente diferente. Son estupendas para hacer fotos si te gusta el postureo como a mí, jajajaj. Si quieres subirlas o bajarlas caminando te quedan unos 500 escalones estupendos para tonificar las piernas. Si quieres hacerlo de forma más cómoda con el funicular de agua puedes subir y bajar por un euro y pico.

Catedral de Braga o Sé de Braga

La Catedral de Braga o Sé de Braga es uno de los monumentos principales de la ciudad. La Catedral de Braga es la más antigua de Portugal. Está situada en el centro  del casco antiguo. Para poder acceder hay que pagar una entrada. Hay varias opciones según las partes que queráis ver. En su interior no se pueden hacer fotos. Merece la pena la visita al interior. La entrada principal está por la Rua Dom Paio Mendes.

En una de sus capillas está enterrado junto a sus padres Afonso Enriques que fue el primer rey de Portugal. Si entras por la Igreja da Misericordia puedes ver una parte del museo de forma gratuita. 

Arco da Porta Nova

El Arco da Porta Nova siempre me llamó mucho la atención. Está justo al final de la calle D. Diogo de Sousa. Era una de las entradas a la ciudad medieval de Braga y actualmente sigue siendo uno de los accesos al casco histórico. 

Casa do Raio

Si os gustan las fachadas de azulejos tanto como a mí, no os perdáis esta casa. Aquí la conocen también como Palacio do Raio. Los azulejos de su fachada en colores azules y blancos son una chulada. Aquí dentro está el Centro Interpretativo de la Memoria de la Misericordia. Tengo pendiente la visita a su interior.

Fonte do Idolo

No tenía ni idea de este lugar y gracias a mi amiga Cris de Crispelomundo lo pude visitar.  Construido en el siglo I es un santuario rupestre asociado al culto al agua. Está considerado monumento nacional desde 1910 y sobre 2004 lo musealizaron para poder visitarlo y darle formato de museo con unas condiciones climáticas apropiadas y los requisitos de accesibilidad para personas con movilidad reducida y facilitar que los visitantes puedan conocer un poco más de la historia de este lugar. Se paga una pequeña entrada y merece la pena la visita. Se ve muy rápido.

Jardín de Santa Bárbara

Situado en el centro histórico es uno de mis lugares favoritos de la ciudad. Es un jardín de estilo francés lleno de flores con muchas rosas, mis favoritas. Está junto al Palacio del Arzobispo, hoy convertido en biblioteca municipal. El interior se puede visitar y los jardines están abiertos al público todo el año. Me encantan los arcos y parte de las antiguas murallas del palacio que todavía se conservan y para acceder a la parte de los arcos tendrás que hacerlo por la biblioteca.

Largo de Carlos de Amarante

Esta es otra de las plazas más visitadas del centro. Aquí podéis haceros la foto con las letras de Braga que están tan de moda. También visitar las iglesias de San Marcos y la de Santa Cruz. En una de las entradas de esta plaza, siguiendo la calle Dom Afonso Enriques tenéis un precioso edificio, la Casa dos Coimbras, con una capilla anexa. 

Cafés en Braga

Una de las cosas que no debes perderte en Braga es tomarte cafés con calma en varias de sus populares cafeterías, algunas más antiguas y otras más modernas. Siempre digo que en Portugal se disfruta del café de un modo diferente. El culto al café en Portugal es algo que me llama siempre la atención. 

Café Viana

Situado junto a la fuente de la Praça da República es uno de los clásicos de la ciudad. Aquí podéis tomar café, comer o cenar. La decoración conserva su esplendor de un café de la época pues fue abierto en 1858. Creo que antiguamente aquí hubo un banco. La terraza está siempre muy animada sobre todo en verano. Es un gustazo observar el ritmo de la ciudad desde aquí.

 

A Brasileira

 Es otro de los clásicos y está situado en la Plaça da Républica. Es uno de los lugares favoritos de locales y turistas para sentarse a la hora de tomar un café. Fue abierto en 1907 por un emigrante brasileño que traía el café en sacos desde Brasil. 

Centésima página

 Lo descubrí casi de casualidad y me encantó. Es una librería con cafetería que tiene una terraza con jardín en la parte trasera. La fachada del edificio es barroca y está al lado del Convento dos Congregados en la Plaça da República. Es una curiosa librería donde además de comprar libros puedes disfrutar de cafés, tartas y algunos platos a buen precio. Me recomendaron probar su tarta de chocolate pero aún no tuve ocasión. 

 

Café Astoria 

Es otro de los clásicos. Está situado también en la plaza da República al lado de Café Viana, con una decoración más moderna pero interesante igualmente. Tiene una carta variada de comidas con platos típicos de Portugal como el bacalao o las francesinhas entre otros, y buenos precios. 

Una curiosidad: justo entre los dos cafés, el Viana y el Astoria hay una pequeña iglesia que casi nadie conoce ya que pasa desapercibida. Es la Iglreja da Lapa y está integrada dentro de todo este edificio que ocupa todo el lateral de la plaza conocido como Arcada.

Frigideiras do Cantinho

Lo interesante de este café-pastelería es, además de sus pasteles, que podéis ver parte de unas ruinas romanas de una antigua casa del siglo III a.c en su interior. Si entráis en el local y vais hacia el fondo podréis ver su suelo de cristal y debajo parte de estos restos históricos, muy curioso.

Pastelería Lusitana

Tengo recuerdos de venir aquí con mis padres hace mucho años, de hecho cuando volví pasados los años recordaba muy pocos lugares de Braga pero este era uno de ellos, quizás porque ya de pequeño me encantaba probar todos los pasteles. Está junto a los jardines de Santa Bárbara.

Tibias de Braga

Tenía que visitar este local para incorporar las tibias a mi artículo de “Pasteles y pastelerías en Portugal”. Mereció la pena la visita porque además de tomarme un café y descansar un rato, pude probar las famosas tibias de Braga rellenas de crema. Ampliaron ya la carta de sabores y hay unos cuantos para elegir, todo dependerá de cómo estéis de antojos. 

Tengo pendiente visitar otros cafés como Nórdico Coffe Shop, Pallsa o el Spirito Cupcakes & Coffe.

Dónde dormir en Braga

En Braga es fácil encontrar alojamiento ya que es una ciudad grande y con amplia oferta turística. Os dejo aquí algunas recomendaciones y un mapa con toda la oferta de alojamientos y precios actualizados.

Hotel Vila Gale Collection es un estupendo hotel en el centro en un edificio del S.XV rehabilitado y con una decoración muy chula con habitaciones amplias y estupendo desayuno

Hotel Bracara Augusta muy céntrico también, con decoración clásica y todo estupendamente conservado. Tiene un pequeño jardín y es muy tranquilo

Hotel Mercure Braga Centro, es un hotel moderno situado también en el centro junto a la Avenida da Liberdade. En verano tenéis piscina en la terraza con unas estupendas vistas de la ciudad.

Casas do Paço son unos apartamentos turísticos que están junto al Arco da Porta Nova, estupendamente decorados y modernos. Tienen cocina y sala por si os apetece comer o cenar en casa.

Basic Braga by Axis, este hotel está cerca de la estación de tren. Suele tener buenos precios Está más o menos cercano al centro. Parking cómodo y económico.

Booking.com

Dónde comer o cenar en Braga

Tengo pendiente volver y seguir descubriendo lugares pues en mi reciente visita pude probar algunas cosas pero fue más de tapeo y vinos con algunos amigos. Me gustó descubrir el Bistró Chefao que llevan unos chicos brasileños y son especialistas en carnes. Me hablaron bien de Arcoense. Si os gusta la comida japonesa, uno que se llama Cosy está muy bien. Tengo anotados también el restaurante Dona Elvira, restaurante Tia Isabel, O Filho da Mâe y Ferrugem entre otros. Volveré pronto a Braga para hacer un pequeño recorrido gastro y ya os lo contaré.

Espero que estas ideas os sirvan para vuestra visita a Braga. Ya sabéis que me encantará recibir vuestras sugerencias para mis próximas visitas y para que también otros viajeros pueda conocerlas. 

 

Idias  para ahorrar en tu viaje

 Encuentra ofertas de vuelos  en Skyscanner.

 Reserva aquí el hotel que más te guste y al mejor precio, hay para todos los gustos

 Contrata aquí tu SEGURO DE VIAJE con un 5% de descuento 

 

 

“En el blog y en este artículo puedes encontrar enlaces de afiliación. ¿Qué significa eso? Significa que si realizas la compra de un producto siguiendo ese enlace yo recibiré una pequeña comisión. Pero tranquilo, que el uso de ese enlace no significa que a ti te cobren más. El precio es el mismo, simplemente la compañía sabrá que has hecho la reserva a través de mi blog y me dará una pequeña comisión, gracias a eso me estarás ayudando a seguir  con mis viajes y poder contártelo. Gracias por todo.”